Jesús Romero, joven promesa




Jesús Romero, de 22 años, se ha convertido en el ejemplo de una joven promesa en el mundo profesional de la peluquería.

Y todo ello a base de trabajo y mucho esfuerzo y sacrificio.

Este próximo mes de septiembre será el organizador y responsable del show que se llevará a cabo en el Congreso Mundial de París.




¿Cómo decides iniciarte en esta andadura profesional?

A los 16 años no tenía muy claro a qué dedicarme, así que decidí probar.

Desde aproximadamente los 12 ya había comenzado a interesarme por el mundo de la peluquería, y puesto que existía un negocio en la familia, comencé a trabajar y al poco tiempo ya estaba enganchado a esta profesión.



Una de las sesiones de los peinados de Jesús Romero
¿Qué fue lo que más te llamó la atención del mundo de la peluquería?

La diferencia entre lo que aparenta ser y lo que ésta constituye verdaderamente.Tan sólo se ve la punta de un enorme iceberg.

Es una profesión que abarca un montón de materias diferentes.No se reduce al trabajo en un salón, sino que hay mucho más allá.

Es conocer a grandes expertos, visitar lugares, trabajar en sitios y con personas maravillosas, impartir cursos a nivel nacional dirigidos a otros profesionales.



Con 16 años, ¿cómo son esos comienzos?

Todos los comienzos son difíciles.

Al principio, todo te resulta complicado, pero, al fin y al cabo, es cuestión de acostumbrarse, adaptarse e ir conociendo el mundo.

Una vez que ya abarcas la mayoría de los campos, pasas a sentirte cada vez más atraído y olvidas más fácilmente todas las dificultades, esfuerzos o sacrificios.



Como dices, el mundo de la peluquería es muy pluridisciplinar ¿Actualmente cuáles son las actividades a las que más te dedicas?

Trabajo en una gran cantidad de actividades diferentes.

Desde encargarse de un salón, algo que, en mi opinión, no debería abandonar nunca un peluquero, hasta cursos de moda, trabajos con extensiones, elaboraciones de sesiones de fotos, desfiles, y otras cuestiones más relacionadas con la publicidad.



Desde tus primeros pasos hasta la independencia que has alcanzado hoy día, ¿cómo ha sido la relación profesional con tu padre?

Siempre la mejor. De él he recibido todo el apoyo posible, siempre que he necesitado cualquier cosa él ha estado ahí y ha sido mi referencia a seguir.

Es evidente que he recibido su influencia, pero, como profesionales, cada uno tiene su propio estilo.

No solamente mi padre ha participado en mi formación, también mi hermano, mi tío y mi familia en general.

Aquellos que trabajan en la empresa, incluyendo muchos de nuestros empleados.

Gracias a todos he encontrado mi hueco en el Grupo Romero y he podido encaminarme y desempeñar una tarea en la empresa, con mis propias labores y responsabilidades.



¿Cómo se vive el proceso de preparar un show, o un desfile?

Es un proceso muy intenso. Con muchos nervios, pero, sobre todo, con mucha ilusión.

Un show puede traerte muchos quebraderos de cabeza.

Has de estar preparado para enfrentarte a las circunstancias ya que, en ocasiones, se producen cambios de última hora y hay que improvisar y sacar el trabajo adelante.



¿Qué es lo más gratificante de este trabajo?

Hoy por hoy, en mi experiencia, una de las cosas que más valoro es la posibilidad de relacionarme con grandes profesionales y poder viajar y conocer el mundo, tanto en el terreno profesional como en el personal.

Es muy satisfactorio tener contactos y relaciones con personas que amplían tus horizontes profesionales y también te hacen crecer como persona.



¿Y lo más difícil?

Es evidente que a nadie le regalan nada.

Para cumplir tus objetivos has de hacer todo lo posible por conseguirlo, y eso, en muchas ocasiones, supone tener que hacer un esfuerzo aún mayor.

En mi caso, lo que me resulta más complicado, es sacrificar mi tiempo libre para continuar trabajando, aprendiendo, educándote y cultivándote como profesional.

Pero como digo, hay que cumplir tus metas, y ha de hacerse con toda la ilusión, por lo que, si tienes claro lo que quieres conseguir, tienes que elaborar tu propia lista de prioridades, y luchar por ello.



Jesús Romero y  Mr klaus Peter Ochs, presidente de intercoiffure mundial


El pasado año te convertiste en el primer español que consigue ser miembro oficial del fashion team de la Foundation Guillaume, ¿Cuáles crees que fueron las claves para el éxito?

Primero estar en el momento y en el sitio oportuno. Fue todo un cúmulo de circunstancias.

Romero ganó el Global Salon Bussines Award en Barcelona, allá por el 2005 o 2006. Fue ahí cuando conocí a Otto Sommer, actual presidente de la fundación.

Éste me ofreció la oportunidad de colaborar en uno de sus seminarios, y una vez llegado a ese punto lo hice todo lo mejor que pude.

A base de trabajo y esfuerzo, conocer gente y crear relaciones, conseguí ésa posición.



Has viajado por Estados Unidos, Francia, Bélgica y has recibido formación en algunos de estos lugares ¿existen muchas diferencias a la hora de concebir esta profesión?

Sí, pero realmente no hace falta irse tan lejos para ver grandes diferencias respecto a una concepción.

Cada estilista tiene una forma de trabajar, pensar y una forma de la moda diferente. Cada firma tiene su sello de identidad.



Este año, en el mes de septiembre, eres el coordinador principal del show en París de la Foundation Guillaume, ¿cómo se lleva y en qué consiste la preparación de un trabajo tan complejo?

Se lleva con ganas, y con mucho trabajo. La dirección de un evento como éste es muy complicada.

En él participan 40 estilistas, jóvenes promesas de todo el mundo, por lo que su preparación se desarrolla lentamente.

Yo tuve la oportunidad de colaborar hace 4 años y ahora me encargo de coordinarlo, es decir, de asegurarme de que cuando lleguen el resto de profesionales esté todo preparado y tan sólo tengan que desarrollar su trabajo en el escenario.

Llevamos trabajando desde octubre en el show, uno de los más importantes que existen a nivel mundial.

Trabajas con gente de 40 países diferentes y para organizar el seminario hay un grupo de 15 personas de diferentes nacionalidades, lo que hace que la comunicación sea más complicada.

El nivel, la calidad que merece, hace que la dificultad sea muy grande, por lo que se han de invertir una gran cantidad de horas para la preparación.

Vuelve a ser la punta de un iceberg, ya que el show consiste también en la preparación de ropa, música, coreografías, ensayos con modelos, etc.

Tipo: 
Categoria: 
Images: 
NumEmp: 
121
VV: 
781

You are here

                      

COLABORACIONES 2017

©2017 TUPELU.COM
Guaraní Digital, S.L.

C/ Sant Joan, 17
08734 Moja · SPAIN
online@tupelu.com

MENU

Portada
Tendencias
Novedades
Con nombre propio
Eventos

SOBRE NOSOTROS

Tupelu.com
Contacta
Media Kit 2017

PRIVACIDAD

Aviso legal
Política de Cookies