Be Beta

Y la novedad nos fue revelada

Abarcando más transversalidad que el Show Positivo, pero con la cercanía y proximidad que ofrecía la Secret Master Class, Be Beta resultó ser un Chute, una transfusión de creatividad.

Pensamiento paralelo, visión extra-orbital, formas de realizar o directamente materias, substraídas de otras disciplinas, de otros universos creativos.

Cocineros jugando a crear cabello comestible, grafiteros descubriendo nuevos caminos por los que encauzar su trayectoria artística, inconformistas diseñadoras de ropa desmenuzando su inspiración y trabajo o bailarines interpretando colores.

Y como no, peluqueros desgranando los secretos de las últimas técnicas y materiales ensayados.

Todos ellos expusieron su particular visión de la creatividad, para minutos más tarde, dejarse hipnotizar junto a nosotros, con las exposiciones de los demás.

Un formato novedoso, dónde lo más nuevo fue esa transversalidad de exposiciones y la complicidad conseguida de primeras espadas de otros mundos, tan interesados en hablar como en escuchar.

Los asistentes como era de esperar, lo mejor de cada casa, mentes inquietas abiertas a nuevas experiencias, a nuevos formatos de esos que en primera instancia no tienen utilidad práctica.

Al menos a primera vista…