Tupelu.com

Faranduleo

La editorial de Jordi Pérez

Faranduleo: primera persona singular del verbo farandulear. En este caso, hace referencia a toda la vida festiva o social que a los peluqueros nos gusta tanto para poder hacernos la foto y, así, colgarla enseguida en el Facebook e Instagram y poder enseñar a todo el mundo lo fantástica y glamurosa que es nuestra vida.

A ver, no es una mala vida y yo soy el primero que cuando ve un photocall se lanza de cabeza. Sin embargo, ahí solo estamos enseñando la parte más amable del oficio, la parte del brillo y las lentejuelas. Y esta es, quizás, la parte más minoritaria del oficio.

La profesión de peluquero o barbero está llena de esfuerzo y sacrificio. De jornadas interminables, de una conciliación prácticamente imposible con la vida familiar y de los sinsabores del día a día al tratar con según qué clientes.

Entonces, cogemos una de esas revistas profesionales de peluquería que tenemos por el salón y empezamos a ver las colecciones tan fantásticas que salen publicadas, o cómo fue tal fiesta o acontecimiento celebrado por alguna casa comercial.  Y ahí los vemos: la élite de los peluqueros, asistiendo a todos los eventos con su mejor sonrisa y desprendiendo elegancia y fascinación por los cuatro costados. Y claro, nos dan una envidia que te mueres y nos gustaría estar en su pellejo.

Los grandes profesionales de la peluquería han logrado todo gracias a su esfuerzo y pasión

Cuando tienes la fortuna de conocer a alguno de estos profesionales entiendes por qué están donde están. Nadie les ha regalado nada, todo lo han conseguido gracias a su esfuerzo y a la pasión que ponen en lo que hacen.

No he conocido nunca a gente tan trabajadora e implicada como ellos. Viven por y para su trabajo y no es una vida fácil, sobre todo cuando hay familia. Un par de salidas al año hacen gracia, pero cuando son un par de salidas al mes, entonces no todo el mundo está dispuesto a asumirlo.

Detrás de cada show y de cada colección, de cada foto o, incluso, de cada fiesta, hay muchas, muchas horas de trabajo. Por eso, cuando los veo en el photocall y en las fiestas derrochando encanto y glamour, pienso que es poca la recompensa para todo lo que nos aportan al resto.

Fuente:

Jordi Pérez

Fotos:

Adictos a la Peluquería

Jordi Pérez

Jordi Pérez

Acerca de su voz como adicto: Jordi Pérez es barbero desde la cuna. Nació en el seno de la familia propietaria de la Peluquería de Caballeros Viada, negocio familiar fundado en 1964, que ya, desde sus inicios, marcó un “saber hacer” que actualmente se mantiene: calidad en todos los aspectos y una equilibrada combinación de técnicas tradicionales más innovación creativa y técnicas de última generación. La Barberia de Gràcia es un negocio dirigido exclusivamente al público masculino, uno de los pocos donde aún se ofrece el afeitado con navaja y toallas calientes. En 2001, Jordi Pérez toma el relevo de su padre y se convierte en el nuevo propietario, iniciando así su propio proyecto personal. Un año después reinaugura el local con el nombre de La Barberia de Gràcia, manteniendo los estándares de calidad que identifican al negocio. El segundo cambio se configura en 2014, cuando Jordi reubica el salón y crea finalmente su proyecto soñado, donde su vocación barbera y su visión empresarial tienen su punto de encuentro. Un lugar donde lo clásico y lo innovador se dan la mano para conseguir ofrecer una experiencia placentera, lo que él ha nombrado como “Wellness barbero”. De este modo, el negocio se ha convertido en un referente para todo el sector. En la actualidad, La Barberia de Gràcia es la única barbería de España con el distintivo de calidad que ofrece TheQHair en su máxima categoría, la Q***, mención equiparada a las estrellas Michelin en el ámbito de la restauración. Jordi Pérez ejerce como formador, impartiendo sesiones sobre su ritual de afeitado que cada día gozan de más y más demanda, formaciones que atraen a profesionales incluso del extranjero. Jordi Pérez, atendiendo a su inquietud creativa, propone y presenta sus propias colecciones. “Back to The Barber”, “One Step Beyond” y “Dirty Face” son los nombres de sus creaciones, donde el corte mediante técnicas tradicionales de barbería es el protagonista absoluto, alejándose de artificios superfluos. Sus colecciones han sido publicadas en revistas especializadas nacionales e internacionales, viajando hasta Rusia, Turquía, Alemania o Brasil, entre otras. Todo el trabajo realizado por Jordi ha cosechado diversos reconocimientos, como el galardón “Despuntan” (2013) y el premio “Peluquero Revelación 2014”, además de ser finalista en todas las ediciones de los Premios “Barberías con Encanto”, ganador en la segunda edición en la categoría de “Mejor Barbería” y finalista en los Premios Fígaro como Mejor Colección Masculina con “Dirty Face”. Web: http://www.labarberia.net/es Fb: https://www.facebook.com/la.barberia.de.gracia Instagram: https://www.instagram.com/labarberia

Últimos posts del autor

¿Corto, corto?

La editorial de Jordi Pérez Los clientes: benditos clientes… Ellos son el centro de nuestro negocio. Ocupan una gran parte de nuestros pensamientos, todas nuestras

Leer Más +

No existe la meta

La editorial de Jordi Pérez Me presento, soy Jordi Pérez, propietario de La Barberia de Gràcia. Y antes que nada quiero agradecer a Xavi Bustamante

Leer Más +
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp

Lo último en Tupelu.com