Tupelu.com

Protocolo de higiene en la peluquería

Como lo hago yo, te lo cuento…

Los protocolos en nuestros salones son nuestra mejor guía para poder trabajar tranquilos y de forma efectiva.

Una de las máximas que debemos tener en los salones es el orden y la limpieza.

Aquí no vale el limpiar solo lo que ve la suegra, o hacer sábado de limpieza.

Cada salón debe tener unos protocolos (normas de funcionamiento) muy estrictos para cada zona, área y/o equipo de personas que forman parte de la empresa.

Desde el jefe hasta el personal de la limpieza, en el protocolo higiénico-sanitario todo el mundo tiene las mismas normas y el mismo objetivo, no contaminar y que no nos contaminen.

Por eso debemos tener claro cuando vamos a trabajar, cual es nuestro estado de salud y al estar frente a un cliente, cual es el suyo.

El salón lo podemos dividir por zonas donde tenemos más contacto con el cliente o menos, para así aplicar uno u otros protocolos.

 

Los productos y nuestras herramientas

La función de los desinfectantes, es eliminar la suciedad y los gérmenes (alcohol, amoniaco, lejía……).

Con tres productos y algunas botellas con aerosol para rebajar con agua ya tenemos nuestros productos de limpieza suficientes y eficaces.

Después ya pondremos el ambientador que elijamos, los ambientadores ayudan a crear marca.

Las herramientas que utilizamos siempre las limpiamos con un spray mitad agua y mitad alcohol, después de cada servicio así nos aseguramos que el cliente siempre tendrá herramientas limpias y desinfectadas.

Lo mismo haremos con el secador, y los productos que hayamos utilizado para el styling y el finishing con el cliente que acabamos de atender.

Son rutinas que al principio se hacen pesadas, pero cuando ya las tienes asimiladas,  forman parte del trabajo.

Los clientes lo agradecen y tú te sientes mejor, rodeado de orden y limpieza

Los cepillos tanto para secar el cabello como para aplicar colores, deben estar limpios y embolsados para cada cliente.

Después de su uso se depositan en un pequeño container, se lavan con agua y jabón, se secan y se pulveriza la misma solución de agua y alcohol.

Siempre podemos utilizar esterilizadores o maquinas varias,  yo os estoy contando lo que hacemos en casa desde hace mas de 15 años.

 

Clientes y Personal

Cada cliente tiene una bata limpia para pasar al salón, como si de su uniforme se tratara.

Como cada cliente tiene su capa de corte limpia y embolsada, las capas del color ya son de usar y tirar.

Aquí hay que ser muy conscientes de nuestra responsabilidad a la hora de reciclar.

Hay una parte del salón sonde tenemos diferentes containers y lo reciclamos absolutamente todo, cada día.

Nunca se puede quedar en el salón nada sucio.

Ni una toalla sucia, ni una capa sin embolsar, ni una bolsa de basura para llevar al contenedor.

El salón tiene que cerrar sus puertas impecables, y así abrirá sus puertas con el primer cliente como si fuera el primer día de apertura del negocio.

Como dicen los japoneses, ellos no se ponen una mascarilla para no contaminarse, sino para no contaminar a los demás.

En la conciencia de sociedad son un verdadero ejemplo, se cuidan entre todos.

 

Todos los detalles

El primer shampo lo solemos realizar con guantes, ya cuando tenemos la cabeza limpia podemos continuar lavando un cabello sin guantes, ya lo hemos limpiado, ahora vamos a tratarlo.

En todo esto no hay imposibles, solo el firme propósito de todos los miembros del saló, conciencia de sociedad, de colectivo.

El cliente mira su móvil, revistas, tablets, toca productos….le ofrecemos el espejo para mostrarle nuestra obra de arte…………todas las cosas que tocan nuestros clientes tienen que estar previamente pulverizadas con agua y alcohol.

Con las revistas, les podemos ofrecer unos guantes para mirarlas o pulverizar los ipads después de su uso.

Es fácil y no se trata de ir siempre con el trapo en la mano, pero si tener lugares estratégicos para guardar nuestro material higiénico sanitario.

De la misma manera que después de cada cliente limpiamos y recogemos TODO lo que hemos utilizado, lo estamos preparando para el próximo servicio……..son movimientos mecánicos, es coger un habito.

La recepción , LA ENTRADA Y LA SALIDA del cliente es una parte de nuestro salón donde tocamos y tocan.

Besos…abrazos….cada uno sabemos con quien tenemos que tener contacto efectivo y a quien le tendemos la mano o a quien lo saludamos con las manos en la espalda como si de un cliente de un hotel se tratara

El ordenador, el teléfono, el TPV, también le daremos un spray o lo protegeremos con un plástico transparente y lo cambiaremos después de cada uso.

Cada persona que trabaja en el salón debe tener sus herramientas, el spray y el papel de limpieza también forman parte del equipamiento en nuestro trabajo.

Se debe tener el mismo kit en zonas estratégicas, igualmente son herramientas de nuestro salón.

 

Cuestión de hábitos

No es difícil, solo hay que adquirir la costumbre y será una de las diferencias de tener un salón de calidad o uno común, la higiene que nos protege y protege a nuestros clientes.

Nosotros hace muchos años que tenemos este protocolo.

No fue fácil pero repetir conmigo y frente a vuestros equipos el mantra de “Querer es poder“.

 

Y con el Coronavirus

A todo esto hay que añadir la necesidad de utilizar la mascarilla y guantes durante todo el tiempo.

Esto último va a depender de la evolución de la pandemia, y de lo que acaben exigiendo nuestros clientes.

Algunos de ellos, nos requerirán estas medidas para siempre, y si nosotros no se lo damos, buscarán quienes sí lo hagan…

 

 

 

 

 

 

 

Fuente:

Montse Morella

Fotos:

Adictos a la Peluquería

Últimos posts del autor

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp

Lo último en Tupelu.com