Tupelu.com

Necesito ponerme el tinte en casa

Encerrados por el dichoso Coronavirus

Muchos clientes nos consultan sobre que tinte le ponemos o directamente el equivalente del del super.

Carlos Valiente en este corto artículo y en cinco sencillos puntos, nos da la suficiente argumentación para que nuestros clientes, esperen a nuestro retorno.

 

El post de Carlos Valiente

Tocan días de confinamiento y de ser solidarios con la sociedad para superar, cuanto antes, esta pandemia.

Pero tanto tiempo libre y el estar encerrados en casa puede llevar a la gente a la gente a tener ideas poco recomendables.

Una de ellas, y que estamos sufriendo muchos compañeros, son las llamadas de nuestras clientas y clientes para que les expliquemos con qué tono pueden cubrirse la raíz o las canas en casa, o que les expliquemos cómo pueden poderse ell@s mism@s el tinte.

Por eso, hemos elaborado una breve guía de consecuencias que pueden generarse por aplicarse el color en casa, sin supervisión de un profesional, y sin experiencia previa.

 

A los peluqueros nos gusta conocer tu cabello

Primero, y según las características del cuero cabelludo de nuestros clientes, los profesionales tenemos en cuenta la composición de cada tinte.

Esto es muy importante, ya que las coloraciones pueden tener algunas sustancias perjudiciales para nuestro cabello como son el plomo, el resocinol o la pfenilendamina (PDD), entre otros, y según qué tipo de tinte apliquemos, los cueros cabelludos pueden reaccionar de maneras diferentes.

Después, deben comprender el funcionamiento de la coloración

Para que hagan su función (o reacción como llamamos nosotros) y coloreen el cabello, los tintes necesitan que mezclemos lo que conocemos como pasta de color con el producto oxidante o revelador.

 

Posibles consecuencias  del ‘Do it yourself’ y los tintes de gran consumo

  1. Que se te quede más claro/ oscuro de lo que te indicaba la caja. Deben comprender que los antioxidantes (que permiten la reacción) se cambian según las necesidades del cliente y es fácil que el que viene en el paquete no sea el adecuado para su caso.

 

  1. Picores. Si dejan en mano de tu estilista la coloración habitualmente (cosa que agradecemos) quizás no hayan tenido en cuenta que nosotros conocemos su cuero cabelludo y utilizamos los productos más adecuados. Los tintes de gran consumo tienen un espectro mayor y su composición puede ser demasiado fuerte para muchos casos y causar picores y/o enrojecimiento.

 

  1. Sobrecarga de pigmento (demasiado color). Los tintes de gran consumo están formulados, sobre todo, para cubrir la cana, sin importar el tipo de cabello que tenga el usuario. Por ello se formulan con mayor cantidad de pigmento que los profesionales. Si a este problema le añadimos que la aplicación de tinte no está realizada ni supervisada por un profesional, pueden encontrarse con que el resultado está sobrecargado de color.

 

  1. Sequedad en el cabello. Lo tintes profesionales, como todas nuestras líneas de coloración Revlon Professional, además de contar con una gama mayor de colores y tonos, cuidan el cabello durante la coloración con otros ingredientes activos como el ácido hialurónico, la proteína de soja y otros compuestos que protegen su cabello y cuero cabelludo de la sequedad y el efecto abrasivo que produce el proceso de coloración. Por otra parte, los tintes de gran consumo no suelen ser tan respetuosos con tu cabello ya que su formulación es más básica. De ahí que sean más baratos y ofrezcan menos garantías.

 

  1. La falta de control puede salir ‘cara’. No sólo hablamos del coste económico que supone corregir una mala coloración. Hablamos de la dificultad el tiempo que tendremos que emplear los profesionales cuando volvamos a vernos: correcciones de color,  varias citas para garantizar la salud del cabello  e inversión en productos y tratamientos que nos ayuden a obtener el resultado en un cabello que ha llegado a nosotros ‘maltratado’.

 

Juntos en el mismo barco

Por último debemos lanzar un mensaje de tranquilidad y paciencia.

Nosotros también tenemos ganas de volver a trabajar e incluso de arreglarnos el cabello.

Pero en estos momentos lo más responsable es esperar. Por otro lado, podemos invitarlos a que aprovechen para dejar crecer las raíces naturales ya asegurar s que tenemos looks chulísimos preparados para la vuelta.

Que piensen que cuando nos volvamos a ver, hacerles un cambio de look será mucho más fácil y con mejores resultados (ya que tendremos un pelo mucho más natural y fácil de tratar).

Y por último, aprovechar para comenzar a usar complementos como sombreros, turbantes o pañuelos ¡que están de moda!

 

¡Ah y sobre todo… quédate en casa!

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp

Lo último en Tupelu.com