Tupelu.com

Los salones del presente y del futuro según L’Oréal

Descubrimos junto a la firma su primer showroom de Salon Emotion

Hace pocos días, L’Oréal nos presentó su primer showroom de Salon Emotion . Se trata de la visión de la firma sobre por dónde irán (o deberían ir) los salones en un futuro muy inmediato.

Más allá de los planteamientos estéticos diferenciados respecto a las propuestas prácticas que hasta el momento teníamos, en esta ocasión L’Oréal ha profundizado e innovado en la distribución de los espacios e, incluso, sobre los servicios que proporcionar y la manera de ofrecerlos al cliente final.

Este showroom presenta un mobiliario ecléctico en estilos y orígenes. Combina mobiliario técnico de peluquería con otro de procedencia mucho más modesta: incluso el reciclado tiene cabida en este planteamiento ideal.

El showroom está dirigido, directamente, a ser práctico en funcionalidad, pero estimulando y complementando las diferentes fases por las que un cliente transita en su estancia en nuestros locales. Resulta cómodo y cercano tanto para clientes como para trabajadores del salón.

Se han utilizado múltiples trucos y adaptaciones que buscan optimizar espacios en unos casos y dar entidad propia a un servicio en otros, pero siempre diferenciando y dotando de personalidad a cada área.

¿Cómo son los espacios diseñados por L’Oréal para Salon Emotion?

En cuanto a las funcionalidades de los espacios, a las más clásicas se unen otras más innovadoras e, incluso, alguna de difícil asimilación por el empresario actual.

●      La zona de Retail para que el cliente pueda adquirir producto y continuar así la experiencia en su propia casa. Con efectivos sistemas de iluminación y exposición que, en muchos casos, son también de económica confección.

●      La presentación del espacio a prensa se realizó en la vieja zona de espera, reconvertida en una BoutiqueBar, donde los clientes además de leer una revista puedan tomar una botellita de agua, sentados en un espacio dónde trabajar con el portátil conectándose a nuestra wifi.

●      La zona de Diagnóstico – Hair Lab nos propone especializar un pequeño espacio para el asesoramiento, el diagnóstico y, por qué no, para la confección del presupuesto antes de la realización del servicio propiamente dicho.

●      El transgresor espacio BlowDryBar que, con sus pantallas táctiles y videos de paso a paso, invita a los clientes a que se realicen unos pequeños retoques ellos mismos.

●      El Barber corner, ya implementado en algunos salones aprovechando el tirón de la barbería tradicional, aboga por la especialización del espacio dedicado al hombre en nuestros salones.

●      Un espacio de laboratorio abierto donde el cliente puede ver que productos utilizamos y de qué manera, mostrando la experiencia y saber hacer del profesional que prepara los trabajos técnicos.

●      Por último, espacios originales para exponer los diferentes productos y servicios que ofrece el salón o zona Photo-call para que el selfie post-peluquería tenga mucha más entidad.

Habrá quien piense que no inventan nada. Posiblemente sea así. Pero lo han vestido de coherencia y dirigido hacia un mismo punto: el de crear un salón que ofrezca Emociones, Experiencias perdurables que atraigan a nuestros clientes a volver a nuestro salón para repetir, para volver a sentir, para volver a ver y crear verdaderos Adictos a nuestro salón.

Así, el tour por el showroom realizado por los responsables de L’Oréal  fue realmente provechoso para cualquier profesional que quieran captar ideas. No es necesario quedarse con todas, con ninguna, es una propuesta para el profesional que quiera ver el futuro-presente, el Ya de los salones de peluquería.

Fotos:

Adictos a la Peluquería

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on google
Google+