Tupelu.com

Trabajar en la nube y trabajo colaborativo

El presente-futuro de las producciones audiovisuales dirigidas a la publicidad y marketing

Tranquilidad: que no cunda el pánico. Este es solo el rimbombante título que subyace en el original de Future Thinking Barcelona by Adigital (Asociación Española de la economía digital) , el título que describe la temática de la conferencia-exposición a la que asistimos organizada por The Yellow Ink  y expuesto por su partner Submarine Media .

¿Y qué tiene esto que ver con nuestro mundo de pelos? ¿Por qué me pareció atractivo abordar este tema? Necesitaba aire fresco y ver distintas formas de trabajar en diferentes disciplinas para intentar captar ideas para este, nuestro incierto, futuro-presente.

Se expusieron unas formas de trabajar de las que todos hemos oído hablar, pero que muchos no hemos sido capaces de traducir en hechos reales, trasladarlo al terreno práctico del día a día, del qué carallo implica.

Submarine es la empresa que realizaba la exposición. Es una compañía de producciones audiovisuales de la que he podido ver varias de sus producciones en vídeo y de las que solo puedo decir que me parecen impecables. Sus miembros son profesionales súper-cualificados, de aquellos que pueden ser referentes de su profesión.

Tras plantear sus formas de trabajar, nos desvelaron el fundamento, la clave de su poder: el trabajo colaborativo en la nube. Me explico como ellos lo hicieron, con ejemplos.

En el encargo que recibieron de Samsung para HBO en América, les propusieron el lanzamiento de varios modelos de móviles en esta plataforma, utilizando como hilo conductor la reconocible serie Juego de Tronos.

Evidentemente, el clip realizado debería ser del gusto y contar con la aprobación de Samsung, la productora de Juego de Tronos y de HBO.

Era un proyecto que, creativamente, ya requería de inventiva y osadía a partes iguales. El resultado fueron estos dos clips:

 

 

Evidentemente, en ninguno de los dos clips hay ninguna imagen real, todo está creado digitalmente. El reto era mayúsculo, ya que los plazos de entrega eran cortos y los recursos necesarios de personal y maquinaria, enormes.

La solución fue dividir en partes el proyecto y asignárselas a distintas personas en todo el mundo, trabajando como lugar común en la referida nube, donde intercambiaban información y datos.

Sin embargo, lo más sorprendente es que utilizaran también la nube a la hora de compilar todo este trabajo, es decir: alquilaron tiempo de procesamiento de máquinas poderosísimas que ni sabían dónde estaban ubicadas en realidad.

El trabajo requería una enorme inversión en tecnología, ordenadores y licencias de programas por valor de varios miles de euros (muchos miles) y, de esta manera, se vio reducido tan solo a un puñado de ellos.

El concepto antiguo de pensar que necesitarían poderosas y costosísimas máquinas para realizar este tipo de trabajos impide abordar proyectos de esta envergadura: una vez más, es cuestión de organización y conocimientos, muchos y diversos.

Mis notas y reflexiones: ¿cómo podríamos aplicar este poder a la peluquería?

A lo largo de esta reveladora jornada y en los días sucesivos, he tomado estas notas:

  • Trabajo colaborativo, de forma organizada y coordinada.
  • Esto implica perder parte del control: el del trabajo que realizan otras personas y del cual terceros se benefician económicamente.
  • Esa pérdida de ingresos propios se compensa con la posibilidad de abordar trabajos de mayor envergadura, engranando los conocimientos y trabajos de otras personas o elementos con diferentes especializaciones o capacidades.
  • Expandir las capacidades físicas, con la posibilidad de acceder a ellas de forma virtual; acceden a potentes máquinas alquilando su tiempo de trabajo sin saber nada de ellas, excepto sus características de trabajo.
  • Por ejemplo: podría ser interesante establecer colaboraciones con clínicas dermatológicas a las que pasarles online los casos de problemas más severos de nuestros clientes. Se realizaría un pre-diagnóstico antes de remitirles a los médicos propiamente odespejando a nuestro clientes dudas sobre sus afecciones.

¿Crees que trabajar en la nube y el trabajo colaborativo puede proporcionar nuevas herramientas de trabajo a la Peluquería?

¿Cómo podríamos aprovecharnos de esas posibilidades?

 

Fuente:

Adictos a la Peluquería

Fotos:

Adictos a la Peluquería

Facebook
Twitter
Google+