Gala Reload 2022 de Antonio Eloy

2.000km en menos de 36 horas, 12 de ellas empleadas en viajar.

Este es el reto que Eloy Moreno nos lanzó.

Nos facilitó todo lo posible para que pudiéramos compartir con ellos, un evento que no por ser periódico deja de ser una parte importante de su calendario profesional y seguro que particular.

A Antonio se le veía la ilusión en los centelleos del mirar al nombrar sus alumnos y su preciado fin de curso.

De eso se trataba, la gala final de curso de su titánica academia.

Sopesados pros y contras, decidimos aceptar el reto, esa pequeña aventura peluquera.

Del evento nos trajimos, como suele ser habitual en nosotros, un buen puñado de imágenes que os ofrecemos en este foto-reportaje, y, por otra parte, una nueva experiencia que supo sorprendernos y atraparnos.

En estas cuatro líneas quisiera poder plasmar las impresiones y reflexiones que me asaltaron.

Fue inesperado y sorprendente ver como una academia era capaz de montar un evento que ya quisiera para sí, más de un fabricante del sector.

Una organización en la que se veía involucrados desde el primer directivo, hasta el último trabajador y proveedor, juramentados todos ellos en llevar su nave, al puerto elegido

Organización eficaz, con objetivos claros y elegancia tanto en planteamiento como en ejecución.

Sabedores todos ellos que el foco debía estar continuamente en los alumnos, supieron agasajar y mimar tanto a sus invitados, familiares y amigos de los estudiantes, como a brillantes exalumnos que no dudaban en sumarse al cuerpo ejecutor de todo aquello.

El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre, facilitando un espacio convertido en ideal, demostró como una entidad pública puede ayudar e incentivar cultura y negocio.

Sobre el escenario, pura energía, vitalidad y creatividad sin estridencias, coordinada y conducida vitalidad juvenil que, junto a unas buenas bases, no podía conducir a ninguna otra valoración que no fuera la del sobresaliente.

Sobresaliente por aportar esperanza, por sembrar duda razonable, al grito de ‘no hay futuro para esta profesión’.

Ejemplo para grandes eventos y empresarios obsesionados con las cuentas de resultados, importantes sin duda pero que, al alzarlas como único juez y verdugo, angostan cualquier atisbo de espíritu empresarial y personal.

Fue una fiesta, pura celebración de la vida, rehuyendo sentar cátedra sobre nada, divertimento del mostrarse lo que uno es capaz cuando se cuenta con base y apoyo.

¿Dónde irá toda esa energía y talento, al pasar por el día a día del salón?

El tiempo nos contará.

En fin, resultó que nuestra pequeña odisea, mutó en una profunda mirada a la esencia de la peluquería, emoción generada con trabajo, antagonista de esa otra facilona e impostada

Impecable gala.

Este fin de semana, en Málaga, mente y alma bailaron al son de la peluquería y parieron Reload 2022…

 

Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia de usuario y obtener datos estadísticos de navegación de los usuarios.  Para más información vea la Política de cookies