Tupelu.com

Los escaparates de Marta Cid

El porqué del escaparatismo en Wapa’m

Nos regimos por los cambios de la naturaleza, las estaciones y su influencia en nuestras vidas, los eventos sociales, el entorno…. nuestro salón es un cambio constante como el de la vida y así lo expresamos en nuestra decoración.
Desde dentro, para nuestros clientes, hasta fuera para todo el mundo.

¿En que te fijas antes de entrar en una tienda de moda?

En su escaparate, ¿verdad?

Podríamos decir que es la tarjeta de presentación del negocio y si te gusta lo que ves, ¿no te invita a entrar?

Para todos aquellos que disponemos de un espacio en la fachada de nuestro negocio deberíamos verlo como la oportunidad para captar la atención de nuevos clientes.

El escaparate es el medio de publicidad gratuito que está en contacto directo con el comprador.

Su función va mas allá de exponer productos colocados al azar, sino que debe llamar la atención para crear emoción.

El objetivo principal del escaparate es captar la atención del peatón, despertar el impulso de compra y lograr que entren en el salón.

El escaparate puede ser tu marca, asegúrate que refleje la personalidad e individualidad que tu negocio se merece para así diferenciarlo de lo que te rodea.

Con una competencia cada vez más tangible, es una manera estratégica para distinguirnos y promover nuestro salón mediante el impacto visual.

Nosotros somos imagen y moda, nosotros somos estéticos, deberíamos representar esos valores.

Pero tampoco hay olvidarse de que los escaparates son parte de la imagen de la ciudad.

Mis recomendaciones para un buen escaparate

Planifícate y ten en cuenta el calendario.

Las estaciones de año, los festivo y los diferentes eventos pueden ser una inspiración para prepararlo por temáticas.

Yo en mi caso suelo hacer unos 5 escaparates al año, uno por cada estación del año, que a su vez lo variamos dentro de su temporalidad y según si hay algún producto de lanzamiento o acción destacable, el quinto es el de Navidad.

Piensa que un escaparate cambiante mantiene la atención del consumidor.

Hay que ser original para llamar la atención, pero debe transmitir la información de lo que encontrará dentro del salón.

Elegir los productos que se van a exhibir, no debes ponerlos todos.

Ponlos en alto, un producto en el suelo, pierde su valor.

Cada detalle cuenta en la decoración del escaparate, desde la mercancía presentada y los accesorios, hasta los fondos y la composición general.

Tienen que ser estéticos.

Utiliza colores vibrantes, imágenes sugerentes, la iluminación para destacar los productos e incluso si puedes, dales movimiento.

No hay que tener miedo de mostrar un estilo diferenciador.

En la realización de un escaparate interviene varios factores como la imaginación y creatividad, la estética general, el trabajo en equipo.

Son valores muy positivos para los equipo, y podemos observar la manera en como interactúan entre si los diferentes miembros que participan.