Este verano hazte fan del rubio perfecto

Montibello te descubre los secretos de los rubios perfectos con Éclat

El tono de cabello más deseado.

El más buscado en Google y el más realizado en los salones de peluquería.

Estamos hablando del rubio.

Los secretos para conseguir un rubio perfecto con el que tu cabello se convertirá en el centro de todas las miradas

El tono de la piel, clave

El primer paso, asegura Mercedes Sastre directora del salón 3K Peluqueros, en Madrid, es

“Elegir el tono teniendo en cuenta el tipo de piel”.

Las pieles con tonalidades frías (pieles claras y ojos azules, verdes o miel) deberán optar por rubios oscuros.

Con los ojos claros ligan muy bien los tonos de cabello ceniza, platino e, incluso, tirando a tonalidades rojizas.

“El tono del cabello nunca ha de ser demasiado parecido a la tonalidad de la piel, ya que si no las facciones se podrían perder.

Hay que resaltar tanto el rostro como el tono de los ojos”, asegura Mercedes Sastre.

 

Los tonos que más favorecen a cada tipo de piel

Pieles claras y rosadas

Sin duda, el tono que más favorece a este tipo de pieles es el rubio nórdico o platino.

Pieles amarillentas

A este tipo de pieles les sientan muy bien los tonos fríos, que contrastan con la calidez de su piel.

Pieles cetrinas u oliváceas

Sin duda, el balayage es la técnica que mejor funciona con este tipo de rostros.

Pieles oscuras

Para este tipo de pieles, está indicado un rubio oscuro alrededor del rostro, que sublimará el tono de su piel enmarcando el rostro.

 

Sigue el consejo de tu profesional de confianza

Muchas veces, nuestra visión no es la misma que la del peluquero y corremos el riesgo de salir del salón con un color o corte de pelo totalmente diferente al que llevábamos en la cabeza antes de entrar.

Es muy importante que hables con tu colorista el tiempo que sea necesario, explicándole qué es lo que quieres exactamente, cómo cuidas tu cabello a diario, cada cuánto tiempo puedes volver a la peluquería para refrescarte el color…

Además, también es crucial que lleves algunas imágenes de referencia del tono rubio que te gusta (y del que no).

Así el profesional podrá elaborar mejor el color perfecto para ti.

 

Ten paciencia

En ocasiones no es posible alcanzar el rubio deseado en una sola sesión.

Dependiendo del color de tu base, de los tintes o mechas que te hayas llevado en los últimos seis meses y del tono de rubio final que quieras obtener, es probable que tengas que pasar bastantes horas en el salón e, incluso, en ocasiones es posible que no consigas el tono final en una sola cita, sino que tendrán que ser dos.

Y, si tu colorista te aconseja hacer primero una prueba de color en un solo mechón, ¡hazle caso!

Si no, corres el riesgo de estropearte la melena y tener que olvidarte de la opción del rubio o –peor aún– someterte a un corte radical porque tu cabello se ha sensibilizado.

 

Rubios sublimes con éclat

¿Un rubio perfecto, con un brillo espectacular?

Ahora, puedes conseguirlo con éclat, la coloración demipermanente de pH ácido con vitamina C y proteínas.

 

Cuida tu nuevo color en casa

El cabello de color rubio necesita unos cuidados específicos de mantenimiento, por lo que tendrás que comprometerte a realizarlos si quieres que tu melena esté perfecta.

Cuando decoloramos el cabello este se vuelve más poroso, lo que le hace más vulnerable a los cambios de color, la contaminación, la falta de humedad y los rayos UV; lo que se traduce en cabello más seco y con posibles cambios de color que viran al naranja.

Para evitarlo es importante que uses un champú especial para pelo rubio –suele incluir pigmentos morados, que evitan la pérdida del tono– o uno que no contenga sulfatos, ya que estos arrastran el color, y una mascarilla específica.

 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia de usuario y obtener datos estadísticos de navegación de los usuarios.  Para más información vea la Política de cookies