Pequeña biografía de Raffel Pages

Raffel Pages

7/9/1942 – 9/5/2021

Fue su padre, peluquero desde 1925, quien le introdujo en este mundo según sus propias palabras “Aún negándome, mi padre me inició en el oficio y para atarme montó un salón.

A raíz de ello, me llegó la gran oportunidad que siempre esperé”.

Rosy Carita, de Carita de París, la mejor peluquería mundial en los años 60, se fijó en él y le ofreció un stage a su lado.

Allí, en aquel París del glamour, en aquel salón, se formó su alma de artista o creativo, teórica, filosófica y emocionalmente.

Raffel Pages un self-man que tenía facilidad en todo lo relacionado con la creatividad, escribir, pintar, esculpir o realizar un peinado.

Decía sentirse más un creativo de imagen que un peluquero, justamente por tener la mente abierta a todo lo que representa belleza, único modo de acercarse al arte.

A la vuelta de París, en 1975 inaugura su primer salón en Barcelona, inicio de una expansión que siempre ha ido en alza y al que le siguieron otros 6 salones.

Actualmente cuenta con más de 70 salones entre propios y franquiciados.

Debido al éxito de este primer salón fue reclamado para shootings de publicidad y de revistas de moda.

En estos mismos años empieza a ser reclamado por empresas, grupos, gremios y familias profesionales italianas, donde colaboró a título personal en no menos de 200 ocasiones en 10 años.

Por todo  todo ello, la primera firma mundial de productos de peluquería, L’Oreal París, lo ficha para la presentación de sus colecciones por todo el mundo y se erige como embajador de esa firma a la que se siente tan ligado emocionalmente y de la que dice, llevar su ADN en la sangre.

Pero es en el año olímpico en la Barcelona del 1992, cuando puso en marcha su gran proyecto y la verdadera semilla de la expansión de esta firma: el instituto de Perfeccionamiento Raffel Pages, centro que se creó para la formación exclusiva de sus colaboradores y actualmente abierto a cualquier profesional.

Para Raffel Pages la formación es uno de los puntales más importantes en los que se debe basar la manera de vivir.

Apasionado del arte y de la historia, Raffel Pages empezó a coleccionar objetos relacionados con la profesión de la peluquería en 1960, hasta fundar el Museo de Historia de la Peluquería más importante y reconocido del mundo.

Ubicado en la céntrica Rambla de Catalunya de Barcelona, el Museo Raffel Pages supera hoy ya las 14.000 piezas, herramientas y objetos relacionados con la profesión.

Desde peines de cientos de años de antigüedad a espejos romanos y chinos, navajas de afeitar del Papa Pío X y tijeras de hace tres y cuatro siglos, cuadros elaborados con cabellos naturales, los primeros aparatos de permanente y secadores tanto de casco como manuales, obras de arte de Goya, Picasso y Cocteau, los primeros tintes y revistas profesionales del sector, así como también mechones de Salvador Dalí, Napoleón Bonaparte o los Beatles.

Un tesoro de incalculable valor que además incluye una biblioteca única donde lucen más de 2.000 obras con verdaderas joyas bibliográficas que van desde el siglo XVI hasta la actualidad.

 

Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia de usuario y obtener datos estadísticos de navegación de los usuarios.  Para más información vea la Política de cookies