Tupelu.com

Ángela Navarro reformula sus servicios a raíz del confinamiento

 

Los especialistas de Ángela Navarro asesoran por videoconferencia a pacientes de oncología

El equipo de expertos en cuidado de la imagen de Ángela Navarro reformula sus servicios a raíz del confinamiento para acercarse a todos aquellos pacientes que, por sus circunstancias personales, no pueden ir presencialmente a su centro.

Así, se ha encontrado la solución para atender de manera personalizada e inmediata a todas aquellas personas que están pasando por un duro proceso oncológico, incluso cuando una situación como la que estamos viviendo nos impide desarrollar las actividades cotidianas.

El servicio de asesoramiento por videoconferencia se mantendrá́ activo después de la desescalada.

La pérdida de cabello en pacientes de oncología sumada a la preocupación por la incertidumbre de la situación actual, puede multiplicar el estrés.

Por ello, el equipo de especialistas de Ángela Navarro ha desarrollado un sencillo sistema de consulta por video llamada a través de su página web, desde donde asesoran, ayudan y acompañan virtualmente a cada paciente para encontrar la mejor solución, ya sea a la hora de elegir una peluca, un pañuelo o, simplemente, durante el proceso de rapado.

El objetivo es que la paciente se sienta acompañada y apoyada de la misma manera que cuando acude a visitar su centro, lo que sin duda han logrado.

El equipo de Ángela Navarro, lleva más de 20 años asesorando a sus clientas en su centro de belleza de Madrid; un servicio que, gracias al sistema de videoconferencia, ahora también llega a aquellas mujeres que viven fuera Madrid, o incluso fuera de España.

 

Un proceso muy sencillo

El servicio de asesoramiento comienza cuando la clienta realiza el primer contacto vía mail, WhatsApp o formulario web.

En ese momento, uno de los especialistas del equipo de Ángela Navarro gestiona la cita para una primera toma de contacto por videoconferencia.

Tras el estudio, asesoramiento y posterior selección de la mejor solución, el paciente recibe el pedido a domicilio por mensajería, siguiendo todos los protocolos de desinfección para garantizar la seguridad e higiene.

Posteriormente, y siempre que se necesite, el especialista mantendrá el contacto de manera continuada para que la clienta nunca se sienta sola durante el resto del proceso.